¿QUÉ ES EL CAPITALISMO FILANTRÓPICO?

Después de leer la conferencia de Bill Gates en el Foro Económico Mundial de Davos, me surgió la idea de exponer el llamado concepto del "capitalismo filantrópico", frente a la propuesta del magnate de los sistemas del "capitalismo creativo".
El capitalismo filantrópico debe ser un sistema en el que la cooperación, la paz, la ética, la libertad, tienen la palabra. Suena como de perogrullo, pero sí, las actuales condiciones del hombre requieren de nuevos paradigmas para consolidar nuevos desarrollos que hagan posible la supresión de efectos como el hambre, la violencia, el desempleo, el terrorismo, la delincuencia, etc.
Un capitalismo filantrópico reúne lo mejor del ser humano, su propensión a la libertad, y su instinto de cooperación, ya que sólo de esta forma nuestra especie podrá sobrevivir y ser viable.
El capitalismo creativo de Bill Gates, como ya lo había comentado en otro post, propone la creación de incentivos para los empresarios que hagan filantropía, incentivos como premios, exenciones tributarias, publicidad, etc. Creo que éste es un primer paso, pero debemos ir más allá, ya que debemos explotar no sólo los instintos más primarios del hombre, sino que también debemos encontrar lo más sublime en la persona.
Continuar con viejos paradigmas reproducirá los mismos problemas, o maquillar viejos paradigmas no generará ningún cambio auténtico. Para eso debemos explorar en la conciencia humana, donde una visión optimista nos puede llevar a terrenos insospechados.
El uso de la ciencia para causas filantrópicas debe estar al alcance de las sociedades, así como el de la tecnología, y el de los recursos.
La filantropía debe generar más libertad, para que exista más desarrollo, esa libertad debe determinar la capacidad de los hombres para poner en funcionamiento sus talentos, y colaborar con sus semejantes no como competidores o enemigos sino como socios o amigos.
Y es que eso somos los humanos, socios en una empresa llamada Planeta Tierra, pero si seguimos jalando cada uno para nuestro lado, vamos a seguir generando los mismos problemas o, incluso, problemas más graves.
El capitalismo filantrópico determina un salto en la conciencia humana, ya que estos cambios no pueden venir de sistemas políticos o económicos, sino de cada individuo en su mente y en su alma.
La filantropía no puede ser sólo un paliativo, o una imagen, debe ser una actitud para generar prosperidad para todos, y para producir más libertad, y más felicidad para el hombre. En el capitalismo filantrópico es básico que todos cooperemos, desde los que creen que no tienen nada hasta los que tienen mucho, todos podemos dar, y esto es básico para hacer que el sistema de cooperación suministre cada día más plenitud y estima para sus componentes.
Debemos eliminar la enfermedad, destruyendo las causas, y para eso debemos crear nuevas ideas, ya que el objetivo es producir una sociedad humana con reales avances humanos, y no sólo con avances tecnológicos.


3 comentarios:

Candidatos Presidencia dijo...

Qué buen artículo, pienso que todos debemos apoyar la democracia, y pronto serán las elecciones en Colombia, donde tendremos que volcarnos a las urnas de votación para darle un nuevo aire a la política de nuestro país, y hace poco hallé un página web donde se encuentra toda la información al respecto.

Andres Linares dijo...

Hola muy buenas!!!

He leído el articulo y lo he encontrado interesante. Es hora de empezar un nuevo sistema productivo que no vea el $$$ como el fin sino el medio y en cambio sea usado para un fin mas humano y filántropo.

http://marketingacido.blogspot.com/


Suerte y siga escribiendo!!

Anónimo dijo...


El capitalismo filantrópico es un oxímoron. Es como decir "el calor frío, la ebriedad de la sobriedad, la horrible belleza".
No existe el capitalismo filantrópico porque los pilares en los que el capitalismo se basa no apuntan en ningún sentido a ayudar al hombre como ente social sino solo como individuo.
Hay que dejarse de chaquetas mentales. Dejen esas pendejadas para Shakira. Solo a ella se le pueden ocurrir ese tipo de pendejadas porque no conoce nada de historia universal, política, economía ni Teoría del Estado.